Alarma antirrobo

Alarma antirrobo

Hasta hace algunos años atrás el sistema de alarma antirrobo era prácticamente la única solución de seguridad utilizada de forma masiva en hogares y empresas. La tecnología de ese entonces era extremadamente limitada. Las falsas alarmas eran una constante, lo que provocaba una molestia entendible de las personas directas e indirectas del sistema. Cada vez que una alarma se disparaba, algún usuario autorizado debía acudir a la propiedad y desactivarla con el código de seguridad. Mientras tanto, la gente que vive aledaña a la propiedad tenía que soportar el incesante ruido de la sirena hasta que llegara alguien a desconectarla y, si pensamos que los sucesos de falsas alarmas son recurrentes en la noche, la molestia es evidente y comprensible.

La función principal de la central de alarma análoga era generar una llamada telefónica a números de red fija o celular pregrabados cuando se activaba por algún suceso. Sin embargo, su funcionalidad era condicionada por la astucia de los intrusos que pretendían ingresar a la propiedad protegida. Porque si éstos cortaban los cables telefónicos asociados a la central de alarma, ésta emitía la alerta pero nunca llegaba a sus destinatarios.

Los inconvenientes mencionados se aminoraron con la irrupción de la Central de Alarma Digital Contra Robo. Esta nueva tecnología apareció con una gran gama de funcionalidades que dieron solución a las desventajas de los sistemas análogos.

Los sistemas digitales incluye la posibilidad de integrar un dispositivo externo llamado GPRS. Este aparato tiene la función de comunicar a números celulares los disparos de alarma a través de un chip telefónico preinstalado en su interior. De este modo, se tiene la certeza que los avisos de alerta llegaran a los destinatarios asignados y ejecutar los procedimientos para evitar la concreción de los delitos. Independiente que corten los cables telefónicos la señal móvil se ejecutará sin trabas, siempre y cuando la cuenta asociada al chip telefónico este cancelada o se mantenga con saldo si es prepago.

Otro problema que resuelve el GPRS con respecto al sistema análogo, es que puede desconectar la alarma de forma remota sin tener que acudir al recinto donde esta físicamente. Se envía un mensaje de texto desde un celular a la central de alarma para su desactivación. Este proceso se ejecuta en cuestión de segundos.

Posteriormente a ello, con otro SMS se puede volver a activar la protección. Sin embargo, para poder tomar la decisión de cancelar la alarma sonora se debe antes averiguar el suceso que lo está generando. Más si la propiedad está lejana para llegar de inmediato.

Por ello, se sugiere complementarlo con un Sistema de Videovigilancia. Así se verá en tiempo real si la activación de la alarma se debió a un evento menor o requiere la ejecución de protocolos de seguridad preestablecidos. Además, también mediante mensajes de texto se pueden encender luces, ejecutar el riego automático, etcétera.

La central de alarma además da la posibilidad de integrar dispositivos como detectores de movimientos, de humo, contactos de puertas y ventanas, comunicadores de voz y varios más.

Ventajas de la Central de Alarma Digital Antirrobo

  • Activación y desactivación remota
  • Encendido y apagado a distancia de luces
  • Accionar riego automático de forma remota
  • Comunicación por SMS
  • Usa red fija y móvil
  • Integración con otros sistemas de seguridad

En resumen, los sistemas digitales de alarmas contra robo son sin lugar a dudas un avance tecnológico con respecto a sus símiles análogos. Sus funciones adicionales proporcionan mejores aplicaciones en pos de mejor seguridad.

 

Los comentarios están cerrados.